Sed de Libertad

Año 2

Sufrir, sufrir y volver a sufrir, es lo que más me ha gustado este primer año de tratamiento, es lo que he hecho a diario, tengo muchas resistencias a mi yo del pasado y que voy soltando una a una para cambiar, esto es el tratamiento. Cambiar, descubrirme, redescubrirme. Es un proceso individual y personal, nadie puede cambiar a otra persona si ésta no quiere cambiar.

Libertad, todo el mundo la desea y nadie sabe lo que es, y el que más se cree que lo sabe más equivocado esta. Este primer año, la he hechado de menos, aunque antes no la había conocido, todo lo contrario solo conocía la dependencia, la esclavitud, el sometimiento, la prisión en la que vivía … Hechaba de menos a la libertad porque el tratamiento esta lleno de reestricciones y prohibiciones, tienes que cumplir una rutina un horario y hacer lo que toca en cada momento.

Victor Frankl decía «Entre estímulo y respuesta hay un espacio. En ese espacio está nuestro poder para elegir nuestra respuesta. En nuestra respuesta radica nuestra libertad.»

Asi que puedo decir que en este primer año de tratamiento he empezado a conocer la libertad, y yo sin darme cuenta. Gracias a todas.