¿Qué es la adicción?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe Neurociencia del consumo y dependencia de sustancias psicoactivas define la adicción (PDF→) como una enfermedad emocional, física y con predisposición genética. Otras organizaciones como National Institute of Drug Abuse y la American Society of Addiction Medicine también definen la adicción.

En Fundación RECAL definimos la adicción como una enfermedad – porque el abuso de sustancias o conductas compulsivas modifica la estructura y el funcionamiento del cerebro. Las características son:

  • Primaria: No es consecuencia de otras enfermedades.
  • Crónica: Persiste a lo largo del tiempo.
  • Progresiva: Conlleva cambios físicos, emocionales y sociales acumulativos y que se incrementan mientras el abuso continúa.
  • Mortal: Tiene consecuencias fatales para el propio enfermo y eventualmente para las personas de su contexto.

La adicción destruye no solo la vida de los que la padecen sino también la de sus seres queridos. Nuestro cálculo es que cada adicto afecta a por lo menos tres vidas más, ya sea la de los padres, novio/a, esposo/a, hermanos, hijo/s, amigo/s, compañero/s de trabajo o jefe, entre otros.

Para entenderla mejor hay que explicar que son dos enfermedades en una: la enfermedad física y la enfermedad mental.

La enfermedad física consiste en que al cabo de un tiempo se desarrolla una “alergia” a las sustancias, ya sea el alcohol o las drogas. Esta “alergia” provoca que el adicto cuando toma esta sustancia no pueda dejar de consumirla y vaya intoxicándose cada vez más.

Mucha gente sufre hoy en día de alergias al marisco, al trigo, a la leche y otras muchas, pero aquí está la diferencia y el problema, mientras que una persona alérgica al marisco no volverá nunca a tomarlo y mucho menos al día siguiente, el adicto lo consumirá sin importarle las consecuencias de perdida de trabajo, familia, dinero y hasta la vida; ésta es la enfermedad mental. De tal manera que la adicción se compone de dos enfermedades conjuntas: la física que crea alergia, la compulsión, y la mental que hace que se repita el proceso, la obsesión.

La adicción se caracteriza por episodios continuos o periódicos de descontrol, a pesar de consecuencias adversas, y por distorsiones del pensamiento, especialmente la negación de padecer la enfermedad y sus consecuencias.

Esta definición se basa en nuestra propia experiencia con personas y sus diversas adicciones y en opiniones profesionales y científicas como la de la Organización Mundial de la Salud (PDF→).

ADICCIÓN – LA REALIDAD

  1. La adicción puede llevar a una muerte prematura.
  2. Es la consecuencia y la causa de otros problemas físicos y mentales.
  3. Tiene un impacto perjudicial en la química neuronal del cerebro.
  4. Suele co-existir con otros desórdenes.
  5. Termina por destruir al individuo, a las familias y a las comunidades, infligiendo en el proceso una gran cantidad de daños sociales y en la salud.
  6. Afecta a todo tipo de culturas, clases sociales y orígenes étnicos.
  7. Es muy difícil que uno mismo se recupere solo de la adicción.

PERO…

  • La recuperación es posible. Aquéllos que han estado a punto de quedar destruidos por la adicción han sido capaces de encontrar un camino hacia una nueva vida, en este blog un testimonio real.